• Una disciplina médica amplia y versátil, que permite cuidar y tratar a pacientes de cualquier edad y sexo, a lo largo de toda su vida. Lo invitamos a descubrir esta extraordinaria especialidad médica.
La Medicina Familiar

Esta tarea requiere instituir a lo largo de la vida de cualquier paciente una relación clara entre las variables físicas, psicológicas, socio-culturales y ambientales. Por ello, esta especialidad Médica debe estar al alcance y a disponibilidad continua e ininterrumpida de todos los pacientes tanto en el consultorio como en el contexto familiar, laboral, escolar y comunitario, entre otros contextos habituales de la vida humana.

UN MODELO CLÍNICO CENTRADO EN LA PERSONA
La Medicina Familiar a través del Modelo Clínico Centrado en la Persona (MCCP), establece y nutre a lo largo de su vida, una relación humana genuina y profesional que puede extenderse en el tiempo. Al construir esta relación, los pacientes no sólo visitan a su médico de familia por motivos de enfermedad, sino también para mantener su salud y buscar orientación sobre cualquier aspecto que interrumpa su bienestar.

Fundamentados en este tipo de relación, los médicos familiares, tienen extraordinarias oportunidades para influenciar positivamente y promover cambios en los estilos de vida perjudiciales para la salud a nivel personal, familiar y comunitario (culturales y ambientales).

Esta natural heterogeneidad es la característica más distintiva de la Medicina Familiar. Por la naturaleza de su trabajo, al médico de familia se le otorga también la responsabilidad de utilizar más efectivamente los recursos en cualquier sistema de salud, incluyendo la referencia de los pacientes - de manera oportuna y precisa - a los colegas del ámbito hospitalario. Este intercambio mutuo (académico-administrativo) fomenta la indispensable comunicación, que debe existir en todas las redes de cuidados en salud (Empresariales, Institucionales, Privadas, Públicas y Mixtas).
© 2011 - CIF - CENTRO INTEGRAL DE LA FAMILIA - RIF: J-07041798-6